Llega el frio, el invierno y empiezan a aparecer las pandemias de gripe. Cada año se producen pandemias que aparentemente son por mutaciones del virus de la gripe. Uno podría pensar que es lógico que si llega el frio y los contrastes de temperatura al mismo tiempo que la gripe, hubiera una causa directa entre una y la otra, pero déjame contarte algo… El tiempo solo es un factor ambiental que puede aumentar las probabilidades de que la sufras, pero no es la causa directa.

Te habrás dado cuenta de que el frio es para todos igual, y sin embargo la gripe afecta a unas personas y a otras no. Incluso en el caso de personas que se vacunan anualmente existe esta diferencia, cuando esto no debería ser así suponiendo que las vacunas antigripales fueran efectivas (hay numerosa bibliografía que indica lo contrario).

Viendo este panorama podemos buscar las causas en las vivencias que tenemos y sus impactos biológico-emocionales, y eso es lo que vamos a hacer desgranando la sintomatología de la gripe desde el punto de vista de la biodescodificación y de la Medicina Germánica de Hamer.

Antes que nada hay que dejar claro que la diferencia fundamental entre los abordajes humanistas (biodescodificación, bioneuroemoción y descodificación biológica) y la Medicina Germánica de Hamer, es que así como las primeras prevén causas emocionales que generan el inicio de la enfermedad, Hamer solo contempla causas biológicas.

La variedades de síntomas de la Gripe

Una gripe tiene infinidad de síntomas, y aunque se podría pensar que los síntomas varían en función del tipo de virus, eso queda descartado por la misma especificidad de la sintomatología de las personas que son vacunadas. Todas reciben el mismo virus, pero los síntomas son distintos.

Entre los síntomas más habituales de la gripe encontramos la rinitis, la tos, el dolor de garganta, el dolor muscular, la afonía, dolor de cabeza, otitis, conjuntivitis, mucosidad…

Ya ves que no son pocos, así que vamos a ver el matiz que tiene cada uno de los síntomas desde los distintos puntos de vista.

La rinitis en la Gripe

Este acostumbra a ser uno de los síntomas iniciales de la Gripe, inicialmente creemos que es un simple catarro, pero termina desarrollándose con fiebre y dolor muscular (los dos síntomas que nos llevan a concluir que hemos pillado una gripe…)

Desde el punto de vista de la biodescodificación o bioneuroemoción, la rinitis esta relacionada con situaciones que vive la persona que intuye que pueden ser negativas, algo que huele mal y que en los casos en los que va acompañada de rinorrea puede suponer el querer expulsar algo o alguien de su territorio. Acostumbra a ir acompañada de una posición de victima y de contrariedad en el territorio.

En este caso la relación que hace la Medicina germánica es muy parecida, son conflictos de que algo huele mal, ya sea en sentido real o figurado, algo apesta y no es bueno para mí. Puesto que se contemplan las dos fases de la enfermedad, la rinitis aparece en la fase de curación, cuando el conflicto esta resuelto y es el final del proceso que acostumbra a ir acompañado de sangrado nasal, picazón, estornudos e incluso de dolor de cabeza causado por el edema cerebral de toda enfermedad en fase de reparación. Así pues, estamos en la solución del conflicto y ya solo nos queda esperar y descansar, aunque puede ser un proceso largo en función de la intensidad y la durada del conflicto que lo ha generado.

La Tos en la gripe

Cuando analizamos la tos desde el punto de vista de la biodescodificación tiene un matiz de autocrítica, es decir algo que me molesta pero que hace que yo me sienta mal. Es una forma de expulsar, ladrar o defenderse ante una situación que afecta la autoestima. Cada vez que uno tose es como si estuviera gritando; ¡FUERA!

En función del proceso de la gripe, la tos puede ser seca o con flemas. Si la tos resulta ser seca estamos ante una situación en la que hay algo que me ha molestado; una orden, una insinuación, estar en una situación que no soportas… Y si la tos va acompañada de flemas, la situación es parecida con la diferencia que además existe un matiz de tristeza, la situación vivida no solo me ha molestado, sino que además me ha entristecido.

Otra vez resulta ser un efecto de la fase de curación desde el punto de vista de la Medicina Germánica, y en este caso deriva de un conflicto que tiene dos orígenes distintos si se debe a tos seca o tos con flemas.

En el caso de la tos seca esta relacionado con algo que me he tenido que tragar, y si no ha estado precedido de dolor de garganta, se trata de algún conflicto con poca intensidad o masa conflictual. Por otro lado, si se trata de tos con flemas el conflicto esta relacionado con temas territoriales y la tos es la manera que tiene el cuerpo de recuperar la funcionalidad de las vías respiratorias pues en la regeneración del tejido faríngeo y bronquial hay una regeneración de tejidos que provoca liquido seroso que obstruye en parte las vías respiratorias y hay que eliminarlos.

[thrive_leads id=’1058′]

Dolor de garganta en la gripe

En estos casos el tipo de conflicto coincide en los dos puntos de vista, se trata de conflictos vividos en situaciones en las que me he tenido que tragar algo que no quería tragarme, ya sea en sentido literal o ficticio, o por otro lado algo que me he callado.

En este último caso, después del dolor de garganta viene una fase da afonía, que no es más que la fase de reparación para regenerar tejido.

Una vez más, la intensidad de los síntomas será proporcional a la intensidad del conflicto, y así mismo pasa con la duración de la fase de reparación.

El Dolor muscular en la gripe

Este es uno de los síntomas que nos llevan a concluir que lo que tenemos es una gripe. Cualquiera de los otros síntomas cuando se tienen por separado se relaciona con una enfermedad concreta con su cuadro, pero cuando estos síntomas van acompañados de dolor muscular se le pone la etiqueta de gripe.

Este dolor muscular nos esta indicando que la situación desencadenante de la sintomatología ha generado un problema en la autoestima, en mi estructura como persona, esa sensación de no ser capaz, de no llegar, de deuda, sentir el haber hecho algo malo o de haber fallado… Incluso en personas muy religiosas la sensación de haber pecado.

Se puede llegar a relacionar el dolor con los matices del conflicto, tanto desde el punto de vista de la Biodescodificación como de la Medicina Germánica, aunque hay que decir que en este caso no se concreta tanto.

La otitis en la gripe

Aquí resulta bastante obvio cual puede ser su causa. Sabiendo que el oído sirve para escuchar se puede intuir que el dolor en los oídos gripeesta relacionado con algo que no queríamos oir, algo que oímos y nos disgustó o incluso puede estar relacionado con algo o alguien al que queremos oír.

Son resentires como:

– ¡No puedo creer lo que estoy escuchando!

– ¡No quiero escuchar esto!

– ¡No puede ser verdad lo que acabo de escuchar!

– ¡Todavía me suena en el oído!

Y si tengo la gripe, ¿Qué debo hacer?

La gripe es una enfermedad silenciosa, en el momento en que nos aparecen los síntomas ya hemos entrado en la fase de resolución. Si acudes al médico lo único que este puede hacer por ti es dar-te compuestos que reduzcan los efectos de la fase de resolución, pero desde el punto de vista de la medicina germánica, el efecto secundario de estos fármacos genera que el proceso de recuperación se ralentice, pues estos compuestos son simpaticotonicos.

Te encuentras tan mal porque tu cuerpo ha entrado en la fase de vagotonía, necesita reposo, y descanso. Así que la manera de recuperarse es descansando.

Al tratarse de un virus, según la visión que nos ofrece la Medicina germánica, la capa germinativa afectada es el ectodermo, que rige la necesidad biológica referente al contacto y a las relaciones con el grupo y afectado por los conflictos de miedo en separación, motricidad y territorio, lo que encaja totalmente con lo comentado hasta ahora.

Además, las palabras claves relacionadas con este conflicto son Deber-Querer o No deber-No querer así que si quieres identificar cual es el origen del impacto biológico que te ha generado este malestar deberás buscar en este sentido, para que sepas como te afectan los conflictos.

Por ahora, si ya tienes la gripe, poco puedes hacer, así que descansa, relájate y deja que siga su proceso hacia la recuperación de la completa normalidad.

Si te ha gustado este articulo puedes compartir-lo, a ti no te cuesta nada y a mi me ayuda un montón a difundir este conocimiento…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 4,80 de 5)
Cargando…