La retroalimentación negativa

La retroalimentación negativa

Hace algo más de 2 meses me decidí a hacer un pequeño cuestionario entre las personas que se suscribían a mi web y descubrí la retoroalimentación negativa. Entre otras cosas preguntaba que esperaban encontrar o sobre qué les gustaría que escribiera, y me di cuenta de que, en la mayoría de los casos, las personas que respondían andaban buscando soluciones a sus problemas, ya sea a nivel de salud como en otras facetas de su vida. Hay casos de ansiedad, dolores de todo tipo y me llama la atención la manera cómo se sienten estas personas, abatidas, desesperadas, cansadas de luchar…

Hoy me decido a escribir esto porque considero que puede ayudar a muchísimas personas que están pasando un momento difícil y entran en la retroalimentación negativa, eso sí, requiere que pongas de tu parte si es el caso…

No levanto cabeza

Es normal que ante situaciones adversas uno no está anímicamente bien, pero habría que hacer una pequeña pausa en tu vida para ver un aspecto que seguro que si estas así no has tenido en cuenta.

En primer lugar, es necesario no identificarse con este estado, debemos entender que este es un estado temporal, y que, como todo, ESTO TAMBIÉN PASARÁ

Cuando estas todo el día pendiente de eso que no te hace sentir bien, acabas adoptándolo como algo que forma parte de ti, te identificas con el dolor y eso no deja de ser entrar en un bucle donde la situación y tú os vais retroalimentando, entráis en la retroalimentación negativa.

Fíjate cuando hablas con alguien como se define, estoy cansado de oír como las personas se definen por la enfermedad que padecen, por la situación que viven y como usan el mantra más poderoso que esta a nuestro alcance para condenarse. Me refiero al SOY. Soy epiléptico, soy depresivo, soy enfermo, soy pobre… Cada vez que uno usa el SOY esta identificando una circunstancia a su SER, y uno es y tiene aquello que identifica con su SER.

Usar el SOY es gritar al universo con qué me identifico y en qué me centro, así que cuanto más te identificas con aquello que padeces, que sufres o lo que vives en ese momento más lo expandes y más poder le das, reforzando la retroalimentación negativa.

El “Fake it until you make it” puede obrar auténticos milagros, puedes fingir hasta conseguir aquello que quieras, y al final esto es aplicar la misma ley que rige el universo sobre la potenciación de lo que crees ser, pero trabajando a favor tuyo.

Pero no se trata de solo fingir, si esta ficción no va acompañada de fe, que al mismo tiempo supone identificación con el SER, no sirve de nada. Siguiendo el orden de SER-HACER-TENER los resultados son inevitables.

Esto incluye sonreír y erguir el cuerpo tanto como las circunstancias te lo permitan, porque ya no es sólo que tu lo simules, se trata, también, de que las otras personas así te vean, y de esta manera potenciar tus sensaciones. Empodera mucho que las personas que están a tu alrededor te digan que te ven muy bien…

Obsérvate, ¿dónde estás centrado?

Cuando empiezas a parar tu mente de vez en cuando y te fijas en qué estas centrado, te das cuenta de que pasas la mayor parte del tiempo centrado en el pasado o en el futuro. En la mayoría de los casos nos duele lo que pensamos que nos viene o lo que nos ha sucedido, y somos incapaces de darnos cuenta del presente.

Para un momento, fíjate en este instante, ¿qué sucede? ¿Puedes dejar de pensar unos instantes? Simplemente observa el ahora, céntrate en tu cuerpo, en tu respiración, en los sonidos, escucha el silencio que hay incluso debajo de los sonidos, observa tu mente, intenta observar cuál va a ser el próximo pensamiento que te viene a la cabeza.

¿Te has dado cuenta no? Esta sensación de vacío es alucinante, es la sensación de estar presente, de que todo lo que sucede cuando estas centrado en el ahora esta bien. ¿Sabes? Esta sensación es adictiva, es la sensación que tiene un corredor de fondo cuando lleva mucho tiempo corriendo, o un alpinista cuando lleva su cuerpo al extremo, están pendientes solo del ahora. Sucede lo mismo cuando estás haciendo algo que te interesa, incluso es la sensación que tiene un yogui en meditación profunda, hace lo mismo sosteniendo esta sensación durante más tiempo, es como cuando el tiempo te pasa volando, porque estas centrado en el ahora, ni el futuro ni el pasado.

Te cuento esto porque cuando uno esta plenamente centrado en el ahora no hay dolor ni malestar. Estos se presentan en el cuerpo, pero tu SER sigue estando libre de estas cargas. Centrarse en el ahora es centrarse en el SER, y esta es una gran evasión a la física que nos afecta.

Si fueras capaz de estar centrado en el ahora en todo momento nada te afectaría, nada te haría sufrir, y tu vida se transformaría en confianza y bienestar.

Sé que no es fácil, pero nadie dijo que lo fuera, requiere de práctica y plena atención, y eso, como todo, también se aprende.

Cuanto más tiempo pasas en tu esencia, menor es la percepción de los problemas que te aquejan, y si hacemos caso a la ley universal que dice que potenciamos aquello en lo que ponemos el foco, tienes muchísimo que ganar desviando el foco de tu atención de lo que te perturba.

Podrías pensar que esto es aislarse de la realidad, pero tal como recita UCDM “nada externo a ti puede hacerte daño porque no hay nada externo a ti”. Entiendo que puedas ver esto como filosofía barata si no estas acostumbrado a leer metafísica o física cuántica… Mira, te contaré algo que puede que te haga reflexionar… Como ya sabes estamos compuestos por moléculas, estas por átomos y al mismo tiempo estos por partículas. El espacio vacío que hay dentro de un átomo es el 99,9999999% es decir la materia del átomo es tan pequeña que si no fuera por las fuerzas físicas que mantienen la forma del átomo toda la materia de la tierra cabria en una caja de cerillas. Además, ha quedado demostrado que el comportamiento de las partículas viene condicionado por el observador, es decir, la conciencia.

Todo esto te lo cuento porque el mundo físico tal y como lo conocemos, solo es una ínfima parte de la realidad, te recuerdo que el 99,9999999% es vacío, o lo que así llamamos por no saber qué es realmente…

Es como si viviéramos dentro de Matrix, la realidad que vivimos tiene unas reglas, pero sólo puedes hacer alguna modificación de estas cuando conoces que hay detrás, y lo que hay detrás es que realmente lo que somos es nuestro SER, y este se mueve en la realidad invisible, la no material.

nada externo a ti puede hacerte daño porque no hay nada externo a ti

UCDM

Volviendo a dónde estábamos, centrarse en el ser es salir de la matrix, es entrar en el mundo que realmente es real, infinito y atemporal. Si te pones a reflexionar sobre el tiempo verás que el futuro no existe, esta por crearse, y el pasado tampoco, ya no está, así que lo único que tenemos es el presente, por lo tanto es completamente necesario que estés en el presente.

Muy bien, pero y si estoy enfermo…¿qué?

Si has entendido lo que te acabo de contar, entenderás que la enfermedad es solo una representación física de lo que hay en tu SER. Eso no significa que no pueda dolerte o generarte algún tipo de inconveniente, evidente que es así, desde nuestro SER vivimos una realidad física.

Para entender esto me gusta hablar de la metáfora del ordenador… Si imprimes una hoja y resulta que tiene fallos puedes hacer varias cosas. La primera es usar un poco de corrector y borrar para volver a hacer a mano lo que estaba mal. Esto es lo que hacemos normalmente, cuando algo en nuestra realidad creada no esta bien, intentamos cambiar la realidad, y puede que podamos cambiarlo, pero en la próxima ocasión, cuando vuelvas a imprimir o a crear una realidad parecida, volverá a salirte mal.

Otra opción es modificar lo que debemos imprimir desde el ordenador, hacemos los cambios que tocan en el programa para que la impresión salga bien, y así la realidad esta bien hecha desde el principio. Eso seria cambiar la mente, programarla para que la realidad no quede mal imprimida, y lo podemos hacer trabajando creencias y hábitos. El único inconveniente que esto tiene es que para cada impresión será necesario ir haciendo las modificaciones pertinentes sobre el programa, pero seguro que es mucho más efectivo que modificar directamente lo imprimido…

Finalmente hay una tercera opción y es que la persona que maneja el ordenador sepa que quiere, como lo quiere y persevere en el resultado deseado. Este es el SER. Evidentemente hay factores que no dependen directamente del SER, pero desde él se pueden solucionar. ¿Que no hay tinta? El SER pone, ¿Qué el Ordenador esta roto? Es el SER quien lo arregla…

Cómo dice uno de los 7 principios del Hermetismo, “Como es abajo es arriba; como es arriba es abajo” tanto a nivel físico, mental y espiritual.

Siguiendo con el tema de la enfermedad, hay que entender la enfermedad como un camino, un camino hacia el SER.

En muchas ocasiones hemos visto personas que la enfermedad les ha abierto caminos, y es que la enfermedad es una oportunidad para cuestionarse muchas cosas. Además, esta nos habla y requiere de cambios, pero no son sólo cambios en el día a día, requiere de cambios más profundos, en el SER, en la esencia de uno mismo.

Es muy habitual que alguien que sufre una enfermedad grave mejore notablemente y luego cuando habla de su situación te diga que ha tenido suerte, pero no suerte por haberse recuperado, suerte de haber sufrido esa enfermedad, porque esta le ha enseñado otra manera de entender la vida, ese cambio en entender la vida y su esencia la ha llevado a que algo dentro de si cambiara y se diera la recuperación como efecto colateral.

Entonces, ¿lo que hay que hacer es luchar contra lo que te afecta?

No, definitivamente luchar contra algo lo refuerza. Seguimos con la ley universal de que en lo que pones el foco se refuerza.

No estoy diciendo que uno se deba resignar y dejar, de lo que estoy hablando es de entregarse. ¿Y si en lugar de luchar contra algo entendiéramos que ese algo forma parte de nosotros? No es identificarnos con ello, es entender que es un proceso temporal, sea cual sea el resultado final, por el que debemos aprender alguna cosa.

Cando eres parte del problema también eres parte de la solución, y asumir eso te empodera. Si la causa de tu sufrimiento es algo llamado enfermedad, tú solo eres una víctima, pero cuando entiendes que eso que estas sufriendo tiene un sentido para tu vida, empieza el cambio en tu ser. Empiezas a indagar más allá del puro mundo físico, empiezas a profundizar en tu YO más profundo y empiezas a vivir el ahora más que torturarte por las consecuencias de lo que puede llegar o lo que fuiste o pudo ser…

Entregar es más fácil de explicar que de hacer, y a pesar de ello no sé si soy capaz de transmitir lo que significa.

Entregar es vivir el ahora, es liberarse de la carga de lo que pueda pasar, y en muchas ocasiones solo se llega a este punto cuando tocas fondo, y lo bueno de tocar fondo es que a partir de ahí solo puedes ir hacia arriba.

En el momento en que te has entregado empieza una fase de Pronoia, que compensa la fase paranoica que tenias hasta el momento, y creeme cuando te digo que entrar en la pronoia genera satisfacciones permananetemente, porque ya no pones el foc en lo malo, lo pones en lo bueno, y una vez más entras en el bucle de retroalimentación, pero esta vez es positiva.

Espero que te resulte útil este articulo. Si así lo crees ponle las estrellitas que creas, y que si conoces a alguien a quien le pueda ayudar, compartelo, pues compartir es amar.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (16 votos, promedio: 4,44 de 5)
Cargando…
Por | 2018-02-14T11:04:17+00:00 febrero 14th, 2018|Desarrollo personal|1 comentario

About the autor:

Nacido cerca de Barcelona en 1977, a los 35 años paso por una experiencia de vida que provoca un cambio en mí y empiezo a investigar y profundizar en las causas de las vivencias que se dan en la vida. Investigo sobre la enfermedad y descubro otras opciones que me permiten empoderarme y auto-responsabilizarme, y de esta manera, poder tomar las decisiones que marcan el rumbo hacia obtener resultados en salud imprevisibles. A raíz de eso, me propongo dar a conocer todo aquello que he ido encontrando y comprobando, para que todo el que quiera pueda beneficiarse…

Un comentario

  1. Anónimo abril 7, 2018 en 10:36 pm - Responder

    Gran reflexión Pep! Gracias

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.