Los secretos para la felicidad de tus hijos

Los secretos para la felicidad de tus hijos

No tengo ninguna duda que deseas la felicidad de tus hijos, es más, estoy convencido de que eso es de las cosas que más deseas. Pues debo decirte que esto esta muy relacionado con que tengan éxito. Igual te rechina esto del éxito, pero permíteme que lo defina según mi visión. Éxito es hacer lo que uno quiere con abundancia y felicidad.

Muy a menudo el concepto de éxito lo relacionamos con el famoseo, la importancia o la riqueza, y no deja de ser la visión que cada uno tiene, pero sinceramente, en mi manera de ver poco tiene que ver con eso.

En ocasiones se tiende a pensar que para conseguir el éxito de tus hijos deben estudiar mucho y obtener buenas calificaciones en el colegio, pero la sociedad nos demuestra que no es necesariamente así. Por encima de la inteligencia cognitiva que puedan tener está la inteligencia emocional, pues esa los llevará a tener más recursos y mayor felicidad, pero ¿qué se entiende por inteligencia emocional?

La inteligencia emocional y el éxito de tus hijos

Podríamos definir la inteligencia emocional como la capacidad de adaptación a las circunstancias de la mejor manera posible. Es conseguir resultados bajo la premisa del win-win, es decir, yo gano y tú también ganas. Viendo esto, ¿quién podría decir que no es un ideal de vida? ¿Acaso no es la mejor manera de resolver cualquier situación? Inevitablemente esto conduce al éxito

Para desarrollar esta inteligencia emocional se requiere de tres habilidades de las que se habla en el libro de Daniel Goleman Inteligencia emocional:

1.-Autocontrol para el éxito

Es el dominio de uno mismo, de sus reacciones, de la forma de actuar y la racionalización de los impulsos y las emociones. Enseñar a un hijo a controlarse es esencial, pero eso no es no expresar sus emociones, eso supone no retroalimentar las emociones negativas.

En muchas ocasiones un suceso sin importancia alguna puede sacar a alguien de sus casillas. Puede que el suceso sea algo tan simple como no saludar, pero luego la mente de la persona que tiene poco autocontrol empieza a dar vueltas… que si no me ha saludado y yo lo saludo siempre, que si quien se cree que es para no saludar… y con todo esto la pelota se va haciendo más grande hasta que lleva un enfado enorme…

El autocontrol pasa por no alimentar eso, por desprenderse de este runrún que genera el ego y entender el suceso desde la impersonalidad o visto objetivamente.

2.- Entusiasmo, la aptitud maestra para la vida

Vivir con entusiasmo es otra autopista hacia el éxito de tus hijos. Poder transmitir un modo de vida optimista, alegre y con ganas de hacer aquello que se les pone por delante facilitará los resultados óptimos en todos los aspectos de sus vidas y ayudará a manejar las frustraciones. A nivel emocional, el entusiasmo aleja algunas emociones como la ansiedad

3.- Empatía, ponerse en la piel de los demás

La empatía resulta esencial para moverse por la vida, de la empatía nacen las relaciones sociales, las amistades e incluso el éxito en el trabajo en equipo. Sin la empatía tendrían una gran dificultad en el trato con personas y eso afecta todos los aspectos de la vida, tanto a nivel laboral, social y personal. La empatía siempre suma y aporta la sensibilidad necesaria que permitirá sacar mayor potencial a las otras habilidades.

Niveles emocionales para el éxito de tus hijos

Además de estas habilidades derivan niveles emocionales que amplifican el nivel de inteligencia emocional y que suponen un valor seguro para el éxito de tus hijos y garantizan su felicidad:

  • Resiliencia: Es la capacidad de recuperarse después de una situación difícil. Se puede definir como el menor tiempo en recuperarse de un estado negativo causado por una situación. Parece obvio que cuanta más capacidad para superar los obstáculos que puedan ir apareciendo en la vida de los niños más éxito y de mayor calidad.
  • Actitud: Es el tiempo que una persona puede mantener una emoción positiva. Es esencial en todos los aspectos de la vida, pues una actitud positiva combinada con los otros niveles emocionales consigue multiplicar el rendimiento de la persona.
  • Autoconsciencia: Es el conocimiento de lo que uno siente o como esta. Resulta esencial para tener una buena salud, pues un elevado nivel de autoconsciencia nos aleja de aquellas enfermedades llamadas psicosomáticas y muchas otras que aparentemente no lo son.
  • Intuición social: La definiríamos como la capacidad de detectar las señales de las personas, saber leer el lenguaje no verbal y descifrar correctamente su significado. Esto permite interaccionar mejor con las personas que tenemos a nuestro alrededor. Esta muy relacionado con el trabajo en equipo.
  • Capacidad de enfoque: Es la brújula que nos dirige hacia un objetivo. Muy relacionado con la concentración y con hacer lo que nos lleva hacia lo que queremos. Esta muy relacionada con saber renunciar a los factores distractores. Es directamente proporcional con la rapidez para conseguir objetivos.
  • Sensibilización al contexto: Es la capacidad de adecuarse al ambiente en el que uno se mueve, es aquella frase que recita “Donde fueres, haz lo que vieres”. Permite versatilidad y saber moverse en distintos medios y de esta manera sacar el mayor provecho de todos ellos.

Por supuesto, todos estos niveles emocionales pueden ser enseñados con el día a día a tus hijos, y no dejes pasar una oportunidad para poner el acento en ellas, pues ya conoces el efecto mariposa, y un pequeñito cambio, por absurdo que parezca, puede terminar generando unos resultados increíbles.

De todas formas, esta claro que los hijos aprenden de sus referentes, y sus padres, sobre todo a temprana edad, son los principales. Así que como padres debemos predicar con el ejemplo y desarrollar más tanto las habilidades como los niveles emocionales para que así ellos se puedan reflejar en nosotros y, dicho sea de paso, incrementemos nuestro éxito.

Si el articulo te ha parecido interesante, compártelo, y así muchos padres podrán aportar más valores a sus hijos y todos juntos crearemos una sociedad más feliz y más humana. Recuerda que los niños de hoy son nuestro futuro.

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, promedio: 4,33 de 5)
Cargando…
Por |2018-04-19T11:30:47+00:00abril 14th, 2018|Creencias, Desarrollo personal|Sin comentarios

About the autor:

Nacido cerca de Barcelona en 1977, a los 35 años paso por una experiencia de vida que provoca un cambio en mí y empiezo a investigar y profundizar en las causas de las vivencias que se dan en la vida. Investigo sobre la enfermedad y descubro otras opciones que me permiten empoderarme y auto-responsabilizarme, y de esta manera, poder tomar las decisiones que marcan el rumbo hacia obtener resultados en salud imprevisibles. A raíz de eso, me propongo dar a conocer todo aquello que he ido encontrando y comprobando, para que todo el que quiera pueda beneficiarse…

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.