¿Cómo le hablas a tu Hijo? ¿Lo estas limitando? Educar sin limitar

¿Alguna vez te has fijado en cómo le hablas a tu hijo? ¿Sabes que puede que lo estés limitando? ¿Te gustaría saber si realmente lo haces bien? ¿Quieres aprender una manera simple de hacerlo bien? Pues sigue leyendo y se te va a abrir un cambio en tu forma de hablar-le.

Seguro que en alguna ocasión habrás sentido rechazo cuando alguien hace algún comentario o alguna generalización, y si no lo has sentido es porque aún no sabes cómo puede llegar a limitar la palabra.

Una frase puede ser dicha en positivo o en negativo, la diferencia entre una y la otra es el efecto que acaba causando en el receptor. Pongamos el caso del niño que debe estudiar para sus exámenes. Si se lo dijésemos en negativo le diríamos “Si no estudias vas a suspender”. Analizando la frase hay que tener en cuenta que el inconsciente llega a perderse con el no, y con lo que se queda es estudias-suspender y hace su relación. Por cierto, el inconsciente tiende a olvidar o a no hacer caso del NO por un tema de supervivencia, pues el cerebro reptiliano, que se encarga de las funciones básicas de la supervivencia no acepta los NO, tiende a bloquearlo, para evitar interrupciones en sus decisiones.

Si el inconsciente relaciona Estudias-suspender, ¿cuál creéis que es la programación mental? Si, el niño termina por hacer esta relación, sobre todo cuando esta frase se repite habitualmene… se trata de educar sin limitar

Las creencias no son más que contratos sentimentales que has firmado cuando niño con tu familia

Alejandro Jodorowsky

En cambio, si la transformamos a positiva sonaría algo así como “Si estudias conseguirás aprobar”, y la relación que hace el inconsciente es estudias-aprobar. ¿Vemos que eso ya no crea una limitación? Eso ya es educar sin limitar.

Pero vamos a por nota, vamos a crear una creencia potenciadora. Y si le decimos “Estudia y conseguirás un sobresaliente” Fijaros en la forma, para empezar, no es un condicional, es una afirmación, y las afirmaciones tienen más poder que los condicionales, tanto en positivo cómo en negativo. Además de ser una afirmación relacionamos el estudiar con el mejor de los resultados y así lo integra el niño. Ahí estamos educando y potenciando.

¿Porque con los niños hay que cuidar más las palabras que con los adultos?

A decir verdad, deberíamos cuidar las palabras tanto en niños cómo en adultos, pues a todos nos afecta una frase en negativo dicha por una persona referente o con autoridad, ya sea un jefe, la pareja o un amigo, pero con los niños debemos tener especial cuidado.

Una manera de entenderlo es fijándonos en cómo define las creencias Ajejandro Jodorowsky: “Las creencias no son más que contratos sentimentales que has firmado cuando niño con tu familia”, y dice eso porque en las palabras se reflejan los patrones familiares que se acaban integrando.

A diferencia de los adultos, los niños están en la fase de formación de la mente crítica. Eso significa que las palabras que les decimos no pasan por un filtro que valore si las aceptan o no, son frases que a base de repetirse se integran en el inconsciente y terminan siendo una base de creencias que sustentaran los pilares de sus creencias de vida. Especialmente, esto se produce en la edad que va des de que nacen hasta los 6 años más o menos, que es cuando ya empieza a formarse esa parte de la mente que filtra.

Sé que hay quien piensa que ya va tarde, puede ser, pero no está de menos reformular nuestra manera de hablar a los niños, y conseguir que con el tiempo se vayan desmontando las creencias que se habían establecido. Recordad que para desmontar una creencia sólo se requiere que se rompa el patrón que genera la creencia y hablar en positivo y su repetición pueden romper un patrón.

Así que os animo a que pongáis en práctica este conocimiento que habéis adquirido, y como sé que al principio uno no tiene la práctica y debe pensarlo antes de decirlo os doy un truco, deciros la frase y observad cómo reacciona vuestro cuerpo. Por supuesto seleccionad la frase que os sienta bien…

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…
2018-04-22T11:43:24+00:00

About the autor:

Nacido cerca de Barcelona en 1977, a los 35 años paso por una experiencia de vida que provoca un cambio en mí y empiezo a investigar y profundizar en las causas de las vivencias que se dan en la vida. Investigo sobre la enfermedad y descubro otras opciones que me permiten empoderarme y auto-responsabilizarme, y de esta manera, poder tomar las decisiones que marcan el rumbo hacia obtener resultados en salud imprevisibles. A raíz de eso, me propongo dar a conocer todo aquello que he ido encontrando y comprobando, para que todo el que quiera pueda beneficiarse…

Un comentario

  1. […] Una bona mare anima el seu fill, i li parla potenciant les seves creences. […]

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.